26 de febrero de 2007

EJERCITO DE GUATEMALA, GARANTE DE LA SOBERANÍA NACIONAL



A propósito de la presencia de un contingente del ejército estadounidense en territorio guatemalteco, muchos lectores han expresado variedad de opiniones. Algunos, con sarcasmo, invocan al Ejército de Guatemala a defender la soberanía y preguntan en sus blogs y en sus columnas de opinión: dónde está dicho ejército, dónde está su dignidad y aprovechan para despotricar contra una institución que no es de su simpatía.

En mi opinión el arribo a nuestro país de soldados norteamericanos es producto del acuerdo de paz: “Fortalecimiento del poder civil y papel del ejército en una sociedad democrática”. Es una política de estado el haber aceptado que vengan tropas extranjeras a cumplir alguna misión. Fue una decisión política. Nada tiene que ver el ministerio de Defensa, ejército o cualquier oficial dedicado a sus labores diarias. Y dicho sea de paso no encuentro ningún daño en realizar obras para beneficio de guatemaltecos.

No constituye invasión por cuanto la cancillería otorgó el permiso respectivo al gobierno en mención para que arriben las tropas y trabajen; aparte que es entrenamiento y actualización para nuestras propias unidades.

Muchos se quejan de que ya no quedan militares con dignidad en Guatemala. La dignidad militar no es un mito, se manifiesta a diario. Los que no la ven no los culpo, es sencillamente porque no trabajan junto a ningún militar. La dignidad militar se refiere a la condición del militar, su decoro, sus cualidades, al cargo de autoridad que ostenta; es decir la manera en que se conduce en su trabajo, es similar a la dignidad del médico, del abogado ¿Hay casos no dignos? Claro que los hay.

No se trata de preguntarse qué tendrán en la sangre hoy día los militares o si deben “aceptar o no” una decisión del poder civil. Pasó la época romántica de las ideologías; aquel tiempo cuando – regularmente un joven – observaba mancillado su ideal “personal” y se lanzaba a imponer su voz y voluntad, aún con métodos en contra de la ley vigente. Era la moda.

Hoy día la ideología del militar debe ser: El Estado de Derecho, El respeto a la Constitución Política, preservarla, cumplirla.

Un militar no va a levantarse en armas contra una política de Gobierno (como sugiere el señor Miguel A. Albizures en su columna en ElPeriódico invocando la dignidad militar, cuando aborrece a dicho gremio).

Se trata de una decisión del poder civil, mismo que ha sido fortalecido como consecuencia de los acuerdos que dieron fin al enfrentamiento armado interno en 1996. Un militar actuando de esta manera no solo estaría fuera de la ley, sino que obedece a una mentalidad desactualizada, equivocada.
Una visión polarizada del escenario, provoca – ante la impotencia de ver actitudes gubernamentales no afines a sus ideales o intereses – que los lectores lancen críticas frívolas en contra de una institución para con la que tienen mucha rencor por razones personales. Cosas como que las insignias del uniforme son barras y estrellas, que se responde a intereses de otro país por “permitir” tal decisión de gobierno, que se dejan usar como marionetas, cobardes etc. etc. El oficial ha de ganarse la condición de “hijo predilecto del honor, el deber y la gloria” a lo largo de toda su vida militar. Su calidad profesional, le guiará para la toma de decisiones e influir positivamente en los valientes soldados que integran dicho ejército, provenientes de las diferentes etnias que componen nuestro país. El Ejército de Guatemala, está al servicio de la ciudadanía, quien tiene la potestad soberana de decidir sobre él.

2 comentarios:

  1. Que saben los civiles como funciona esto, que saben de decisiones politicas, ridiculo que opinen de algo que no tienen claro, que el ejercito gringo venga a Guatemala no significa que esten invadiendo, vienen a ayudar y que bueno. Que el ejercito mejicano haya asistido a las víctimas del huracan katrina no significa que hayan invadido new orleans. El Ejercito de Guatemala esta para resguardo de nuestras fronteras y soberania, trabajo que hace a medias porque personas como las que escriben estos articulos entorpecen esas funciones por el grado de ignorancia que tienen en el tema Militar en Guatemala.
    Adelante mis Hermanos Soldados, Oficiales superiores, subalternos, especialistas y tropa.

    CC.5986

    ResponderEliminar
  2. cObardes, atacan a la sociedad civil,
    salen a intimidar a la sociedad civil con armas de alto calibre, y no son capaces de tomar las prisiones de nuestro país, donde radican los problemas, los incito a que hagan algo bueno por la patria, si ese fuera el objetivo principal de su institución, y que con ese entusiasmo perverso con el que atacan a gente desarmada, se enfrenten a las pandillas, a ver si tienen lo necesario para lograrlo, no sigan promoviento otro levantamiento armado, porque si en los 80 no lograron vEncernos menos aun ahora que estaremos mejor preparados, porque luchamos por la patria y nos debemos a ella, porque la patria no es un territorio, la patria somos todos como hermanos!!!!

    ResponderEliminar