26 de febrero de 2008

Inteligencia estratégica en el campo económico


El Lic. Roberto Ardón Quiñonez, Director Ejecutivo del CACIF impartió la conferencia: Inteligencia estratégica aplicada al análisis económico a oficiales superiores del V Curso Superior de Guerra.

Hizo una exposición de las principales amenazas que ve el sector empresarial y de cómo el sistema carece de planes para enfrentarlos. Presentó tres tesis: Redefinir el concepto de poder nacional basado en que los “viejos” instrumentos para la producción de inteligencia estratégica son obsoletos; Inexistencia de inteligencia estratégica en el campo económico; y la propuesta de una plataforma para desarrollar inteligencia estratégica en el campo económico.

Actualmente el tema económico y la globalización con sus efectos, han desplazado a un segundo plano a las ideologías para la toma de decisiones estratégicas. Los partidos políticos cada día son tomados más como instrumentos de participación que de decisión.

El conferencista considera que no existe producción de inteligencia estratégica de Estado en el campo económico. Las gremiales del país realizan esfuerzos individuales pero se limitan a las fuentes abiertas disponibles en internet, enlaces personales, consultorías y asesorías, pero se contrastan con poco análisis de variables. Se puede tomar como punto de partida la existencia del programa de agregados comerciales que posee cada embajada en los países para recolectar información. También se podrían organizar misiones comerciales al exterior.

Hasta hoy solo la asociación de gerentes de Guatemala construye escenarios en el campo económico. Entre las principales amenazas desde la óptica económica a las que el país está por enfrentarse se encuentran: la creciente economía vinculada a las drogas que crea lealtades y vínculos económicos, principalmente en las regiones donde se encuentra ausente el Estado.

La concentración del dinero en niveles superiores y específicos debiera ser también objeto de atención como los emergentes polos económicos religiosos. La creciente economía informal. Es importante analizar también el futuro impacto de los sucesos migratorios en relación a la dislocación de familias y el impacto que tendría una reducción de las remesas.


Concluyó que el hecho de hablar temas sobre la necesidad de inteligencia estratégica en el campo económico es ya un importante avance. Es necesario capacitar recurso humano para desempeñarse en esta disciplina. Los problemas ya están a la vista, pero no se han hecho propuestas que tracen el camino para resolverlos.

3 comentarios:

  1. una cosa son los impuestos y otra los servicios que brindan los particulares

    Columna de Carlos Alberto Montaner, Diario el Periódico 15 de noviembre de 2008

    En su primera noche en la Casa Blanca, el presidente Obama tuvo un percance con la ducha y llamó a Joe the Plumber para que la arreglara. Durante la campaña, Obama se percató de que Joe era un hombre trabajador, así que se atrevió a molestarlo a esa hora. Joe, que ahorra para montar su taller, inmediatamente acudió cargado con su maletín de herramientas. Estuvo una hora apretando tuercas hasta que solucionó el problema.

    -Gracias Joe –le dijo Obama complacido–. ¿Cuánto te debo?
    -Son US$10 mil –le respondió Joe con una sonrisa–.
    -¿US$10 mil por una hora de trabajo? ¡Eso es un abuso! –le dijo Obama sorprendido–.
    –No, señor Presidente –respondió Joe–. Estoy cobrándole de acuerdo con su teoría del costo de los servicios: a mayores ingresos una tasa más alta. Usted es millonario y recibe mucho dinero por los derechos de sus libros. Si le hubiera arreglado la ducha a su chofer le cobraría US$100.
    –Pero una cosa son los impuestos y otra los servicios que brindan los particulares –argumentó Obama–.
    –Se vuelve a equivocar, Presidente. La tasa de impuestos es el precio que me cobran por esos servicios. Si el Estado me va cobrar según mi nivel de ingresos, es así, con una tarifa variable, como yo debo cobrar los servicios que brindo como particular.
    –Pero eso es absurdo, Joe. Extender la lógica de ese razonamiento llevaría a cobrarlo todo de acuerdo con los recursos del cliente y no por la calidad del producto.
    –Claro, señor Presidente. Pero hay algo más grave todavía: es inmoral.
    –¿Por qué, Joe? –preguntó Obama preocupado.
    –Porque un precio fijado según con los recursos de quien paga es arbitrario, subjetivo y penaliza al que más riquezas crea. En una economía libre la única forma moral de cobrar los impuestos es con una tasa fija. No por el nivel de ingresos.
    –Pero Joe, el Estado debe redistribuir los ingresos para disminuir la pobreza y reducir las diferencias entre los que tienen más y los que menos tienen.
    –Presidente, esa no es la función del Estado. Hace décadas que Estados Unidos tiene una tabla “progresiva” de impuestos y las diferencias se mantienen o aumentan. El Estado debe limitarse a crear las instituciones y proporcionar los servicios básicos para que los individuos persigan sus fines. Nadie es más pobre porque Bill Gates y Warren Buffet posean miles de millones de dólares.
    –Pero ellos, y otros tantos millonarios están de acuerdo en pagar una tasa “progresiva”.
    –Sí, señor Presidente, pero ser millonario no otorga un juicio ético mejor o más ajustado a las normas morales. En los siglos XVIII y XIX los millonarios eran partidarios de la esclavitud y eso no justificaba ese horror. Si a estos millonarios hoy les parece “justo” pagar una tasa mayor de sus ingresos, ¿por qué no cobrarles el 99 por ciento? ¿Cuál es el punto exacto de la presión fiscal para ser “justos”?
    –¿Cuál sería el mejor sistema fiscal? –preguntó Obama con cierta ironía–.
    –Una tasa única para todos los que perciben ingresos superiores al límite de la pobreza, más un impuesto sobre el consumo. Así no se penalizaría a quienes crean más riquezas y todos pagaríamos menos impuestos.
    –Pensaré en ello, Joe –dijo el Presidente–. ¿Algo más?
    -Sí, señor Presidente: pagarme los US$10 mil que me debe

    ResponderEliminar
  2. Felicito al señor Coronel por haber tomadola iniciativa de construir ésta página, cien puntos.
    Quiero hacer dos preguntas si me lo permiten:
    1.- La Ley Marco de Seguridad establece que la SIE coordinará las operaciones de Inteligencia Militar y Civil, mi pregunta es ¿por qué en las ruedas de prensa solo se habla de DIGICI?
    2.- ¿Cuál es realmente el trabajo de la SIE?
    3.- Perdonen mi ignorancia, pero ¿qué es un Blog?

    Gracias,
    Justo Chicas

    ResponderEliminar
  3. Se debe a que la DIGICI (Dirección General de Inteligencia Civil) se empeña en el ámbito de la seguridad interior: medidas activas y preventivas en contra de riesgos y amenazas provenientes del crimen organizado y delincuencia común.
    El trabajo de la SIE es coordinar el Sistema Nacional de Inteligencia. Esta coordinación consiste en reunir la información de la Dirección General de Inteligencia Civil (DIGICI) y de la Dirección de Inteligencia militar (IM).
    Estos tres organismos que conforman el Sistema Nacional de Inteligencia, deben formular en coordinación: Inteligencia de Estado para la formulación de la Política Nacional de Seguridad. El Sistema Nacional de Inteligencia atiende los requerimientos que le haga el Consejo Nacional de Seguridad.
    Para formular la inteligencia de Estado, la SIE debe reunir además, información proveniente de todas las instituciones del Organismo Ejecutivo en su respectivo campo de acción: económico, político y social. La ley indica que la SIE debe requerir esta información, es decir, debe planificar los elementos esenciales de información que necesita para crear la inteligencia y solicitarlos a las instituciones respectivas.
    Encontrará más información sobre el tema en el siguiente enlace:
    Consejo Nacional de Seguridad

    ResponderEliminar