19 de febrero de 2008

¿Movimiento político en el ejército?


Sobre un artículo publicado hoy en siglo XXI, Estuardo Zapeta habla de “Una limpia de elementos negativos”, “una depuración de la oposición” que supuestamente viene desde dentro del ejército.


Dado que esta es la tercera parte de una serie, se deduce que la actitud negativa y la oposición a la que refiere el columnista dentro del ejército, es sobre la propuesta de incrementar la participación directa en la seguridad interna o a la transformación del ejército, o parte del mismo, en una guardia nacional.


También habla de militares en “activismo político” dentro del Ejército; interpreto que encaminados a oponerse a este mismo tema.


Si tal activismo político pudiera ser comprobado, tienen que ser en apoyo a alguna de las dos principales fuerzas políticas vigentes. Si se refiere a los que “perdieron”, se supone que no ocupan posición para oponerse. Si se refiere a los que “ganaron”, por supuesto que apoyarán cualquier decisión (como la que él recomienda).


El quid del asunto es que dentro del ejército no existe ni apoyo ni oposición a una política de gobierno, a menos que el columnista posea información que no da a conocer claramente sino que generaliza a toda la institución calificándola de digna de depuración e integrada por personas que se “canibalizan” entre sí (generalizando otra vez).


Lo que si existe es un sistema jerárquico tan fortalecido – no infiltrado, ni debilitado – que permite al oficial de estado mayor de cualquier comandante y en el campo académico, analizar, asesorar y “recomendar” para la toma de decisiones.


Recomendar favorablemente o no, con argumentos, basados en investigación, sobre la participación en seguridad interna o la creación de una guardia nacional que viene proponiendo el columnista, no significa negativismo o politización digna de ser depurada.


Al final será el comandante general quien tomará la decisión política y el ejército, fiel al mandato constitucional acatará la disposición. Mientras tanto las unidades militares con sus oficiales siguen cumpliendo con las misiones asignadas según el poder civil decide emplear al ejército. Lo hacen convencidos de su rol de servicio a la sociedad, voluntariamente, con entusiasmo y porque es su obligación ante las órdenes recibidas.

1 comentario:

  1. Saludos, visito tu pagina con relativa frecuencia porque me interesa lo que piensa el ejercito, el estudio cientifico del orden, y me parece que no de valde pasan los siglos y los gobiernos establecen al ejercito como una de sus principales ejes. Escribi algo en mi blog de la modernizacion del ejercito y me gustaria compartirlo contigo y tu pagina, esto solo es mi opinio de forma muy personal y como creo yo de igual manera que la modernizacion infiere:Fuerzas de aire, fuerzas de tierra, fuerzas de mar. A modernizarse.
    Ya salio el peine, el primero en el segundo día del nuevo y flamante gobierno. Yo soy muy positivo y miro el vaso medio lleno no medio vació, lo único es que el agua esta medio oscura, medio rara.
    Anuncia El Sr. Presidente que se propone modernizar al ejercito, para convertirlo en una fuerza que combata el incontrolable crimen organizado, el narcotráfico y los males perversos que a diario nos afectan. Claro que allí todo va bien pero luego sale con lo mismo de otros gobiernos ya famosos por sus artes en mendigar a gobiernos extranjeros (Cooperación Internacional) para los hipotéticos cambios. ( como dice la abuela: Vuelve la mula-burra al trigo)
    Luego que aterrizan los milloncitos eso se vuelve foco de corrupción y con un cambio de uniforme (baño y maquilladita), unas unidades de transporte nuevo y nuevas armas de procedencia siempre dudosa se da por sentada una modernización.
    Esta si se tiene pensado tiene que ser desde la conceptualizacion desde su filosofía, desde su visión. Luego de la firma de la paz y su reducción ( de 50 mil elementos en 1996 a 15 mil en 2007) considerable, la transformación se había empezado pero como que se fue enfriando ayudada por la amnesia la cual es casi general en nosotros. Esta modernización no será así como convertir al ejercito en una policía. No será que esos fondos con bandera de MODERNIZACION vienen a pagar el derecho de piso del nuevo gobierno. No será como una de esas premisas de gobierno de la era medieval , o aquella frasecita que me sonaba mucho por los años 80 de : “Para poder gobernar hay que tener contento al ejercito, a los de las balas.”

    Espero que solo sea mi reflejo condicionado malcreado, soy positivo y espero un verdadero cambio.

    ResponderEliminar