15 de abril de 2010

Tributo a mi Escuela Politécnica



Colaboración de:
Lic. César Guillermo Arreaga Salazar
Caballero Cadete 5986
Promoción 109, Escuela Politécnica

La Escuela Politécnica sigue siendo mi Escuela y la visito cada uno de septiembre. Como ex caballero cadete siento que aun tengo un lugar allí. Aunque por razones muy personales no me gradué y no porto un uniforme militar, sigo siendo soldado y moriré siéndolo.

Los árboles que embellecen el muro de la mística los sembré junto con otros cadetes en el año 1985, (estando de voluntario un fin de semana), la grama del cerro de la Cruz se mantenia verde porque la regabamos con sangre de nuestras espaldas; recuerdo la poza Tzul-Taká a las 0100 horas, las 200 vueltas a la pista antes de irme franco un 23 de diciembre con el entonces Sub Teniente Ruiz Lopez (aún nadie me cree que iniciamos a correrlas a las 0700 y terminamos a las 1500 horas).

Las vueltas al edificio con el Teniente Ortega Gaitan, alias "papá lagarto" con quien equipados, un 7 de diciembre de 1985 corrimos (cumpliendo arresto) desde las 0700 a las 1800 horas, sin derecho a rancho (almuerzo).

También las famosas "cañonadas" con el entonces Teniente Morales Alvarez (hoy General de Brigada), y toda una serie de actividades "recreativas" que me ayudaron a formar un carácter que hasta hoy tengo. Lo soldado no me lo quita nadie, aun cumplo al pie de la letra las órdenes que me dan con la diferencia que si hay algo que no está bien lo hago saber. El uniforme lo llevo en el corazón.

Con mucha pena me doy cuenta de "malos hijos" de la Escuela Politécnica, que opacan a "los buenos" con ilícitos y faltas diversas, sin que se haga nada por desmerecer insultos, humillaciones y hasta malos tratos por parte de grupos y personas que generalizan y hacen responsable a toda la institución por la acción de un individuo.

Aún repito estas palabras todos los dias desde hace 25 años a las 0700 Horas:

"SE PUEDE ABANDONAR A LA PATRIA
DICHOSA Y TRIUNFANTE
PERO AMENAZADA DESTROZADA Y OPRIMIDA
NO SE LE DEJA NUNCA
SE SALVA O SE MUERE POR ELLA"

3 comentarios:

  1. Yo me apunto a lo que dice mi antiguo, es verdad ahora es cuando más necesitamos a todos los cadetes de hoy mañana y siempre ya que nuestra patria esta amenazada con todo lo que esta pasando. Saludos a todos los soldados que amamos y queremos todo lo mejor para nuestra patria.
    Tte. Cnel. lima reina
    c.c. 6815

    ResponderEliminar
  2. Magnifico reportaje me trae a la memoria mis dias de soldado guatemalteco, bajo el techo de ese gran templo del saber como lo dijo el licenciado en su comentario el uniforme lo llevamos en el corazon y no hay un solo dia que no repitamos una de todas las frases de aliento aprendidas en la gloriosa Eco Papa, tambien soy ex- caballero cadete con el numero 6,407 aun puedo recordar aquellas promos que me antecedian , la 108, que fue la que nos dio la bienvenida, como no recordar a mi Sargento de compañia, Melgar Padilla hoy quizas un coronel, o a mi cabo dragon, Castaneda Santamaria de la promo 110, a mis compañeros de peloton, , grandes memorias: sigan adelante con ese buen trabajo , desde el extranjero sigo siendo cadete de la 3a compañia "CRISOL DE VOLUNTADES"

    ResponderEliminar
  3. Lic. Arreaga Salazar, interesante comentario, me hace revivir aquellos años en la Escuela, y recordar a muchos de la 109 que un 2 de enero del 85 iniciamos una experiencia inolvidable y trasendente.

    Muchos hemos repetido la frase que Arrega pone al final de su publicación, no se si conocen al autor de estas palabras que gritabamos todos los días a todo pulmon.

    La cual les comparto nuevamente

    "Se puede abandonar a una patria dichosa y triunfante. Pero amenazada, destrozada y oprimida no se le deja nunca; se le salva o se muere por ella".

    Maximilien Robespierre

    ResponderEliminar