16 de junio de 2012

Inmigrantes para el desarrollo



Estados Unidos suspendió la deportación para jóvenes que llegaron a ese país cuando tenían menos de 16 años y que llenen otros requisitos. Esta variante en la estrategia para tratar el tema de la inmigración es interesante pues se habían implementado medidas extremas en contra de la inmigración, por ejemplo la ley del Estado de Arizona contra inmigrantes en 2010. Habrá que medir las reacciones.

El politólogo Samuel Huntington, presentó en 2004 su libro “Quienes somos” donde planteó que la identidad americana estaba en peligro por la inmigración latinoamericana. Incompatibilidad entre culturas anglo sajona y latina en cuanto a sentido de responsabilidad, valores, espíritu de superación entre otras aptitudes y defectos culturales significaría “decadencia” planteó Huntington.

Sin embargo, al examinar la historia de los Estados Unidos, es la historia de inmigrantes. Los Estados Unidos fue desarrollado por colonos belgas, irlandeses, británicos, alemanes, israelíes y sus descendientes.

Es interesante notar la manera en que los Estados Unidos presentan su historia. En un completo resumen producido por “The history cannel” disponible en Youtube se relata los colonos, inmigrantes de Europa, se asentaron y lograron su desarrollo. En ningún momento centran su atención en las tribus que ya habitaban el norte de América. Los indígenas no son el centro de la historia. (Batalla de Little Big Horn)

En Latinoamérica la historia se presenta diferente. En Guatemala por ejemplo, las escuelas no se enfocan en los colonos españoles y de cómo se desarrollaron, sino lo que aconteció a las etnias que habitaban las tierras conquistadas. Es un enfoque diferente.

En Estados Unidos es resaltada la actividad de los descendientes de los colonos. La actividad de los descendientes españoles en Latinoamérica, llamados criollos, es más bien criticada que resaltada.

Estas diferencias de enfoque, pese a que en ambos casos, hubo importantes logros; así como desaciertos: injusticia, desigualdad, racismo y pobreza; tanto en Estados Unidos como en Latinoamérica.

Pero al final, los hechos están a la vista con resultados comprobados. La capacidad de los ciudadanos es clave para el desarrollo de los países. Estados Unidos ha tenido desde la guerra de independencia: inventores, ingenieros, científicos que en su momento han impulsado el desarrollo (telégrafo, bombilla, automóvil, industria del hierro, represas, grandes canales para agilizar el comercio y transporte, redes de ferrocarriles, rascacielos, la era espacial, las telecomunicaciones, la informática).

¿Por qué nuestros inventores latinos lo han hecho en mucho menor escala? ¿por qué no hemos influenciado el desarrollo de otras regiones del mundo? ¿en qué sí hemos influenciado?

¿Por qué cuando un latino va a Estados Unidos se deleita en cumplir la ley y en su tierra natal latina la infringe? Es probable que Huntington tuviera razón en varios postulados en el libro antes mencionado respecto a la forma de ser del ciudadano latino.

Lo importante a resaltar hoy, es que el Presidente Barak Obama, no tiene los prejuicios de Huntington. Él ha afirmado que no puede desaprovecharse el potencial de jóvenes latinos para continuar con el desarrollo en los Estados Unidos.

Sangre latina recibe hoy la oportunidad de demostrar en los próximos años, que también es capaz de producir en un ambiente donde confluyen ciertas circunstancias especiales.

Es hora de que Latinoamérica ponga de su parte también. No existe diferencia entre seres humanos para lograr las metas, la diferencia la hace “la actitud”: ver cada crisis como una oportunidad para desarrollar capacidades.

3 comentarios:

  1. Creo que parte de la confusión que tenemos en el subcontinente, es que no sabemos lo que somos. A mí, por ejemplo, nunca me ha gustado el término de "Latino", pues mis antepasados no vinieron del Lacio, sino de la península ibérica. Hispanoamericano por otro lado, es tomado como ofensivo, por los defensores a ultranza del pasado prehispánico. Esa confusión que señalo, se aplica al hecho de los millones de habitantes del subcontinente, que la ineficiencia, corrupción, guerras o conflictos internas, pero sobre todo la incapacidad de generar riqueza para todos, han tenido que abandonar sus países. Me asombra que celebremos que el gobierno de los Estados Unidos pare las deportaciones y nos olvidemos el anhelo de nuestros próceres patrios: ser potencias. Potencias para generar oportunidades de trabajo bien pagado y con ello, que las personas se puedan alimentar y tener de más para los sueños de prosperidad, lícitos y necesarios. Nuestros países poseen potencial de recursos naturales y juventud, falta cambiar la mentalidad que nos mantiene en la pobreza. Yo estoy orgulloso de los que soy, un mestizo cultural y criollo, todos cabemos en nuestras patrias y nuestras historias deben ser comunes para todas las partes constituyentes, excluir a alguna, nos lleva al racismo, eso que criticamos en los del norte, lo hacemos con los afrodecendientes y los descendientes d elos pueblos originales ¿Cómo tratamos los mexicanos a los centroamericanos y los guatemaltecos al salvadoreño y estos al hondureño y así, ad nauseum?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Podría ser "falta de identidad" esa confusión en el subconsciente. Pero el hecho de que haya discriminación y exclusión entre nuestras mismas etnias me hace pensar que es algo mas. Una combinación de apatía, falta de voluntad, desinterés en el bien común y mucho interés individual.
      Un productor estadounidense, tiene la capacidad financiera, invierte, da empleo y paga bien. Hay ahorro, el trabajador reinvierte y se produjo el aumento de riqueza.
      Algún productor latino, hace lo mismo, pero al dar trabajo no paga bien y aumenta sólo la riqueza de él. El trabajador no ahorra, sólo subsiste.
      Si con corrupción puede aumentar la utilidad, no dudará en sobornar.
      Creo que el sueño de nuestros próceres (los que lo hayan soñado) aún es posible. Pero debemos querer proveer ese cambio.
      A veces hasta para recibir ayuda nos cuesta ponernos de acuerdo. Cuando cada quien haga bien lo que le toca todo mejorará poco a poco. Confío en que ese proceso ya ha iniciado en nuestras sociedades.

      Eliminar
  2. Algo nos pasa, recuerdo el chiste de las tres canastas de cangrejos, la japonesa, alemana y la mexicana, la primera estaba tapada, porque si no, se salian trabajando en equipo, la segunda estaba tapada y con un piedra encima, porque si no, se salían trabajando en equipo y atacaban al vendedor y la tercera estaba abierta, porque cuando un cangrejo trataba de salir, los demas lo jalaban de regreso. Se aplica a muchos paises.
    ideales si habia en lo proceres, por lo menos en Morelos y personas como el ilustre Simón Bergaño y Villegas de Guatemala, acusado de ser seguidor del primero y muerto en la Fortaleza de la Habana. Sentimientos de la Nación "12º Que como la buena ley es superior a todo hombre, las que dicte nuestro Congreso deben ser tales, que obliguen a constancia y patriotismo, moderen la opulencia y la indigencia, y de tal suerte se aumente el jornal del pobre, que mejore sus costumbres, alejando la ignorancia, la rapiña y el hurto."

    ResponderEliminar