13 de febrero de 2007

¿Por qué el curso KAIBIL es así?



¿Cuál es el propósito de llevar a los alumnos del curso al límite de su resistencia, hostigándoles a viva voz o con megáfonos constantemente para hacer infeliz la vida de los participantes, aguijoneándoles el amor propio, haciéndolos dormir poco y las horas de sueño interrumpidas para revistas de equipo o repetición de lemas, en medio de ejercicios extenuantes, agotadores y físicamente dolorosos, con un clima inclemente, un terreno ideal para martirizar a cualquier individuo y con insectos que se deleitan de los humanos?

Se busca que el alumno ponga a prueba sus capacidades físicas y mentales, incrementándose el compañerismo, espíritu de cuerpo, y su voluntad de no claudicar ante nada, partiendo del principio de que en combate el dolor une y en entrenamiento esta unión se obtiene por medio del sudor. Los músculos desechan grasa y pereza, los sentidos se agudizan, la piel se curte por el sudor, la sal y el sol.

Se busca que el enojo les haga seguir adelante. Sobrevivir en el infierno del combate (lo que busca simular el curso) no es solo un acto de voluntad y fuerza física, se requiere de una fortaleza espiritual inquebrantable.

De esta forma el Kaibil, a través de la penitencia, contrición y privación de placeres terrenales convierte en realidad personal la máxima: “la mente domina el cuerpo”, comienza a cambiar de piel y mentalidad, el alumno se enfrenta a un examen de conciencia militar en el cual descubre sus fortalezas y debilidades y reafirma sus votos. Dentro de esta reflexión el instructor irrumpe con gritos motivándole a claudicar o arriesgar la vida.

Solo así el Kaibil reconoce el valor del compañerismo, palpa lo que es la absoluta abnegación y sacrificio, y lo principal, aprende a obedecer de inmediato y sin dilación.. El alumno descubre que el valor no está hecho de muy bellos sentimientos, que el valor es un poco de rabia, un poco de vanidad, un mucho de obstinación y vulgar placer deportivo. Es sobretodo la exaltación de la propia fuerza física y mental.

Compilado del libro de
Coronel Ortega Gaytan, Jorge (2003);
“Los kaibiles”; Guatemala, CEDHIM.

2 comentarios:

  1. .-SOY UN GUATEMALTECO MAS QUE AMA A GUATEMALA POR SOBRE MUCHAS COSAS.

    .-TENGO COMO CERTEZA QUE EL EJERCITO DE GUATEMALA A TRAVES DE LOS HOMBRES Y MUJERES QUE LO INTEGRAN PUSIERON SUS VIDAS EN PELIGRO Y LAS PERDIERON CON RESULTADOS TAMBIEN DE INVALIDEZ EN LA LUCHA CONTRA LA AMENAZA COMUNISTAS DE LA CUBA CASTRISTA Y LA ANTIGUA UNION SOVIETICA.

    .-ME NIEGO CON TODAS LAS FUERZAS QUE POSEO ESPIRITUALMENTE A PERMITIR QUE LOS ANTIGUOS COMUNISTAS HOY DEFENSORES DE DERECHOS HUMANOS SIGAN DIFAMANDO Y DESTRUYENDO AL PAIS.

    .-GRACIAS POR ESTE BLOG

    ResponderEliminar
  2. Interesante el Libro de Gaytan en un capitulo lei sobre que a cada pareja de aspirantes se le asigna un perrito,en un capitulo dice que un instructor ordena a unos aspirantes a matar a su perro,si eso es cierto va contra el compa;erismo se supone que este perro tambien es mi cuas,si me hubiera pasado me hubieran sacado del cuerso por partirle su madre al cabron que se quisira meter con mi perro..MI CUAS.

    ResponderEliminar